Departamento de Orientación

FED Plurilingüe Torre de Lemos

Consejos a Padres para niñ@s con Dislalia

Es importante saber que el papel que desarrollan los padres en la evolución del lenguaje de sus hij@s es fundamental. A continuación os dejo algunas sugerencias para mejorar la calidad de su lenguaje en las diferentes interacciones comunicativas:

– Es importante hacerle ver que debe tener intención de hablar, de comunicarse, que no os conformáis simplemente con sus gestos.  No os anticipéis a lo que quiere porque lo señala con el dedo, dejar que lo exprese verbalmente. 

– Aprovechad las diferentes situaciones en el hogar para hablar con él/ella, ya sea en el baño, la cocina, la hora de hacer la comida, al vestirle … manteniendo diálogos y diciéndole el nombre de las cosas.  Es muy importante que sepáis, que los niños/as adquieren vocabulario viendo cosas, tocando, manipulando el ambiente que les rodea. Es su fuente de información. 

– Es importante que imite la pronunciación correcta de las palabras, pero sin insistir demasiado pues lo único que conseguiréis es que se ponga nervioso/a, aumentar la sensación de fracaso y probablemente disminuir sus iniciativas de comunicación. 

– Cuando veáis que el niño/a pronuncia mal una palabra, debéis ofrecer el patrón correcto,  pero siempre sin exigirle de forma machacante su realización.  Por ejemplo si os dice; “me duele la tateta”, le podéis responder; “ah! te duele la cabeza, ¿en que sitio de la cabeza te duele?” El niño/a NUNCA debe entender que su mala pronunciación se da por buena, por lo que ofrecemos  el modelo.  Es importante que sepáis que no va a pronunciar bien la primera vez, ya que es un proceso que lleva su tiempo. Dislalia-infantil

– Es necesario mostrarse paciente, dejar que concluya sus frases y palabras,

sin ninguna muestra en su cara que denote que no lo hace de la forma

más adecuada. 

– No debemos reírnos de una palabra mal pronunciada, por muy graciosa

que resulte, y menos utilizar ustedes la palabra errónea, ya que de esta forma

se prolonga la distorsión y omisión que él/ ella realiza. Hable de forma sencilla

y correcta, sin utilizar lenguaje infantilizado porque así no enriquece

su aprendizaje. 

– Cuando le pida algo evite que se dirija al objeto por “eso”, “esa cosa”, “esto de aquí”…  debe nombrárselo con la palabra exacta.  

Leerle cuentos para su comprensión verbal, para aumentar su vocabulario y para aficionarle a la lectura. Es recomendable leerle todos los días un cuento, y cuando el niño/a sepa leer, intercambiar los roles; unas veces lee usted y otras su hijo/a. 

– Por último, favorecer las praxias bucales y linguales con juegos, como hacer pompas de jabón, molinillos de viento, inflar globos, hacer muecas delante de un espejo,  imitando animales, beber con una pajita, soplar papelitos o plumas…  y una de las más importantes; masticar. Evitando en la medida de lo posible la ingesta abusiva de purés así como el uso del biberón. Debe masticar su filete, su pan, la fruta…  y Evitar todo tipo de hábitos de succión; dedo, chupete… 

– Debe aprender a sonarse bien, en caso de que lo haga y note ronquido o respira siempre por la boca es conveniente  ir al otorrino y descartar las vegetaciones. Así mismo, si tiene caries o mala colocación de los dientes, debe acudir al dentista. Por ultimo,  si el niño/a presenta otitis reiteradas se recomienda tratarlas hasta el final y si se repiten en cortos períodos de tiempo realizar un estudio de audición

¡ESPERO QUE OS SIRVA DE AYUDA! 

Y para cualquier consulta puede ponerse en contacto con la especialista de Audición y Lenguaje

o el Departamento de Orientación. 

 

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.