Departamento de Orientación

FED Plurilingüe Torre de Lemos


25 formas de preguntar a tus hijos ‘¿cómo ha ido el día en el cole?’

Este año, Simon está en quinto de primaria y Grace en segundo, y todos los días me veo preguntándoles: “¿Cómo ha ido el día en el cole?”.

Y todos los días me dan respuestas como “bien”, pero a mí me sabe a poco.

¡QUIERO SABER MUCHO MÁS!hablando2

O, al menos, quiero que me respondan con una frase entera. Así que la otra noche me puse a hacer una lista de preguntas más concretas para hacérselas al volver de la escuela. No son perfectas, pero por lo menos consigo que me contesten con oraciones completas, y algunas han dado lugar a conversaciones muy interesantes, a respuestas cómicas y a visiones más profundas de lo que mis hijos piensan y sienten acerca de la escuela.

1. ¿Qué es lo mejor que te ha pasado hoy en el colegio? ¿Qué es lo peor que te ha pasado hoy en el colegio?.

2. Cuéntame algo que te haya hecho reír hoy.

3. Si pudieras elegir, ¿con quién te gustaría sentarte en clase? (¿Con quién NO te gustaría sentarte y por qué?).

4. ¿Cuál es el mejor lugar de la escuela?

5. Dime una palabra rara que hayas oído hoy (o algo raro que alguien haya dicho).

6. Si llamara hoy a tu maestra, ¿qué me diría de ti?

7. ¿Has ayudado a alguien hoy? ¿Cómo?

8. ¿Alguien te ha ayudado a ti? ¿Cómo?

9. Dime algo que hayas aprendido hoy.

10. ¿Qué es lo que te ha hecho más feliz hoy?

11. ¿Qué es lo que te ha parecido aburrido?

12. Si una nave de alienígenas llegara a tu clase y se llevara a alguien, ¿a quién querrías que fuera?

13. ¿Hay alguien con quien te gustaría jugar en el recreo y con el que nunca hayas jugado?

14. Cuéntame algo bueno que te haya ocurrido hoy.

15. ¿Cuál es la palabra que más ha repetido el maestro hoy?

16. ¿Qué crees que deberíais hacer más o aprender más en la escuela?

17. ¿Qué crees que deberíais hacer menos o aprender menos en la escuela?

18. ¿Con quién crees que podrías ser más simpático en clase?

19. ¿Dónde juegas más en el recreo?

20. ¿Quién es la persona más divertida de la clase? ¿Por qué es tan divertida?

21. ¿Cuál ha sido tu parte favorita de la comida?

22. Si mañana fueras tú el maestro, ¿qué harías?

23. ¿Hay alguien en tu clase que necesite tiempo muerto?

24. Si pudieras cambiarle el sitio a alguien de tu clase, ¿con quién lo harías? ¿Por qué?

25. Dime tres momentos diferentes en los que hayas utilizado el lápiz hoy.

*****

Hasta ahora, mis respuestas favoritas proceden de las preguntas 12, 15 y 21. Las preguntas como la de los extraterrestres dan a los niños la oportunidad de decir sin problema a quién no les gustaría tener en clase, y abren la puerta a la discusión, a la posibilidad de descubrir razones y problemas ocultos de los que antes no tenías ni idea.

Las respuestas que obtenemos a veces son realmente sorprendentes. Cuando les hice la pregunta 3, descubrí que uno de mis hijos ya no quería sentarse al lado de su mejor amigo en clase, no por un deseo de crueldad o discriminación, sino por la esperanza de poder trabajar con otros niños.

Mis hijos se hacen mayores y sé que voy a tener que trabajar con más intensidad para comprometerme con ellos, pero sé que el trabajo merecerá la pena.

Este post apareció originalmente en Simple Simon and Company.

Traducción de Marina Velasco Serrano


¿Leemos?

Hoy, en el día del libro, no podía dejar la oportunidad de expresar algunas ideas interesantes a cerca de porqué es bueno leer. 

Lo cierto es que es una de mis pasiones, y se transmite. De hecho, uno niñ@ que ve a su mamá o papá leyendo tendrá más interés por la lectura. Desde pequeñitos disfrutan escuchando cuentos o viendo las ilustraciones, además de entretener, los libros infantiles educan. Son capaces de imaginar un mundo de fantasía ya que la lectura les estimula para ello, aprenden gracias a las moralejas valores necesarios en su vida cotidiana, les ayuda a expresarse mejor, ampliar su conocimiento y vocabulario,  mejorar su ortografía… en fin, lo cierto es que no encuentro nada negativo. 

Os dejo una imagen que me encanta, espero que a vosotr@s también. 

imagen13

 


¡Cuidado con los grupos de Whatsapp!

En este artículo nos gustaría tratar un tema muy de actualidad, el Whatsapp. Nuestro compañero Jesús Jarque ofrece una visión acerca de esta nueva moda. Comenzaremos diciendo que es una de las aplicaciones que más se ha popularizado entre los usuarios de telefonía móvil. Entre sus ventajas está la instantaneidad, las posibilidades de remitir multimedia y ser una aplicación gratuita, al menos, de momento.

Una de sus funciones son los chat de grupos o más popularmente conocidos como los grupos de Whatsapp. Como saben permiten a las personas que forman parte del grupo intercambiar mensajes, pudiendo participar todos a la vez en la conversación.

whatsapp-iconos-publicidad

LOS GRUPOS DE PADRES Y MADRES DE CLASE

En el contexto escolar los Grupos se están extendiendo en dos líneas: los grupos de profesores, de los que ya hablaré en otra ocasión, y los grupos de padres y madres, de los que voy a hablar hoy.

Aspectos positivos

Normalmente el grupo lo forman padres y madres de una misma clase. Inicialmente es una opción muy práctica:

  • Se intercambia y se comenta información referente a la clase y a los niños: sobre los deberes, estudios…
  • Se pasan noticias que pueden ser importantes para todos:charlas, reuniones, noticias del colegio…
  • Se utilizan como una forma de organización y de ponerse de acuerdo: los cumpleaños, los disfraces, trabajos en grupo…

Pero…

Sin embargo, en muchos casos los grupos de padres y madres de Whatsapp tienen “un pero, pueden  ”echarse a perder” y el uso ya no es tan positivo como al principio:

  • Se hacen críticas destructivas hacia los profesores: que si manda muchos deberes, que si mandan pocos, que si grita mucho, que si es muy blando, que si esto, que si lo otro…
  • En otros casos las críticas se dirigen hacia el resto de padres, los que no están en el grupo…
  • A veces en los grupos sube el nivel y de las críticas  al profesorado y al centro educativo, se pasa al insulto , a la mentira o a la calumnia…
  • Se cuestiona la labor del profesor o del centroque si el director, que si el jefe de estudios, que si el colegio…
  • Si los padres se enfadan quien lo paga son los niñ@s, ya que se les prohíbe andar con uno o con otro.

CONSECUENCIAS

Cuando los grupos de padres y madres de Whatsapp  se “echan a perder”, cosa que sucede con más frecuencia de lo que pensamos, las consecuencias no son buenas:

  • En primer lugar se enfoca todo hacia lo negativo y eso no es sano. Se termina viendo solo el agujero… y nos olvidamos de la rosquilla.
  • Se crean malos entendidos: “me han dicho…“; “dicen por ahí…
  • Cuando los “rumores negativos” afectan a nuestros hijos se comienza a generar resentimiento hacia el profesorado y el centro: “a mi hijo no lo atienden“; “a mi hijo le gritan“, “a tu hijo no le pasan una…”
  • Se comienza a agrandar una imagen negativa del centro y de sus educadores, en especial, los profesores de sus hijos, que no se suele corresponder con la realidad.

Lo peor de todo es que, si parte de lo que se comenta en los grupos de Whatsapp es cierto, el chismorreo y el desahogo en el chat, no solo no mejora la situación… si no que la empeora.

ALGUNAS RECOMENDACIONES

Al final, en el caso de un colegio, lo que está en juego es la educación de sus hijos. Y en la educación de los hijos, o los profesores son sus colaboradores o de lo contrario, no será posible una verdadera Educación. Por eso, algunas recomendaciones que les ofrezco sobre este debate son las siguientes:

1. Uso adecuado de whatsapp

Utilícenlo adecuadamente. Eso quiere decir, úsenlo para intercambiar información, organizarse… estar informado.

2. Cortar los usos inadecuados

Si usted forma parte de un grupo de whatsapp y comienzan a utilizarse inadecuadamente, es decir, criticar, poner en cuestión, murmurar… intente cortarlo diciendo que ese uso no es adecuado, que eso no beneficia a sus hijos o de la manera que crea más oportuna.

3. Abandonar el grupo

Si sus intentos de cortar el mal uso no es eficaz, mi recomendación es que abandone el grupo y deje de estar en él. Si no lo hace y “dejar hacer“, yo considero que es cómplice por omisión.

4. Hablar con los profesores

Cualquier queja que tenga respecto a la educación de sus hijos no la trate de solucionar ni en whatsapp ni en la puerta del colegio: hable directamente con ellos.

En primer lugar, contraste la información con ellos y si hay algún problema, trate de que se solucione: si manda muchos deberes, si manda pocos, si grita, si no grita, si hace, si no hace…

Los profesores, como profesionales, les darán sus argumentos y créanme, que si están equivocados, la mayoría suele rectificar y cambiar: nadie quiere tener problemas con las familias.

Si tuviera la mala suerte de que los profesores no le atienden o no tienen en cuenta su descontento, pase al nivel superior: el equipo directivo, este no es dirección sino el/la jefe de estudios.

Así que mi recomendación es que cuando participe en los grupos de whatsapp del colegio de sus hijos piense si su empleo beneficia su educación.


¿Por qué no se relaciona con los demás?

En ocasiones algunas de las consultas  que recibimos de nuestros papás son a cerca de que a su hij@ le cuesta relacionarse con los demás compañeros,  pues bien, este artículo va dirigido a: 

– Niñ@s que les cuesta relacionarse, hacer y mantener amigos. 

– Y también  a niños que rehuyen de la relación de sus compañeros y parece que prefieren estar solos. 

Por lo general, es conveniente NO etiquetar a los niñ@s, con frases como; “es tímido”, “le gusta estar solo”, “siempre esta solo” ... Las etiquetas refuerzan que se siga portando así.

Tampoco es recomendable forzarlo a que se acerque a los demás niños, ni condicionarle ni castigarle; “si no juegas con eses niños no te compro…”. 

Hay niñ@s que simplemente son más autónomos que los demás, son más independientes y necesitan menos relacionarse con los demás.  Siempre y cuando esto se cumpla dentro de unos límites.

problemassocialización

¿Cómo relacionarlo con otros niñ@s?

Es bueno llevarlo a lugares donde necesite de esta relación como es el parque, la piscina, actividades extra escolares, fiestas de cumpleaños…  Si el niño muestra un cierto apego a algún compañero de clase, favorecer encuentros con su familia para que se relacione.  Invitar a niños a casa con los que pueda ser más fácil establecer una relación de amistad.

¿Como enseñarle habilidades de relación?

Se trata de enseñarles habilidades básicas de relación con los demás y ensayarlas con él. Enseñar habilidades de conversación:

  • Cómo saludar.
  •  Qué preguntas hacer para iniciar una conversación.
  •  Qué preguntas hacer para que los demás sienta que se interesa por ellos.
  •  Hacer cumplidos.
  •  Hacer preguntas para proponer actividades y juegos.

Ponerlo a practicar.
– Elogiar y reconocer los intentos de relación.
– Dar ejemplo de habilidades de relación con los demás.
– Ayudarle a comprender que la amistad es una cuestión difícil y que a veces los demás no quieren ser amigos o no corresponden a nuestros intentos.
– Si después de un tiempo prudencial, después de adoptar las medidas descritas, el niño evita o rehuye las relaciones con otros niños, sería conveniente consultar a un especialista.

 


Se porta mal para llamar la atención

En ciertas ocasiones los niñ@s llaman nuestra atención con rabietas, lloros, gritos, pegando… sólo para que sepamos que están ahí. En esta entrada queremos acercaros un poco a este aspecto y daros unas pautas.

“Nuestro hij@ no nos obedece, tenemos que estar siempre pendientes de él/ella, antes era más tranquilo/a pero últimamente no para de hacer trastadas, no hace caso a lo que le decimos, continuamente tenemos que regañarle o castigarle. En clase trabajaba bien y ahora se quejan los profesores de que no es así. Su comportamiento ha cambiado para peor. “. 

¿Os suenan verdad? Estas suelen ser demandas habituales de muchos padres, por lo que deciros que el diagnóstico de esta demanda es; querer llamar su atención.

EN QUÉ CONSISTE EL PROBLEMArabietas-y-niños

Como se acaba de indicar, parece que el comportamiento negativo del niño o de la niña lo que busca es atraer la atención de sus padres. La atención es uno de los “premios”, reforzadores se llama técnicamente, más potentes en la conducta infantil.

Se corresponde también con lo que algunos padres acuden con cierta desesperación con expresiones como las siguientes: “ya no sé qué hacer, hemos probado todo y nada nos funciona; lo castigamos y parece que no le importa nada…” El niño consigue el premio, la atención, y el castigo, le importa menos.

CAUSAS

1. No se les presta atención adecuada

Los niños reclaman la atención de sus padres… generalmente por algo muy sencillo: no reciben la atención suficiente. Es posible que el comportamiento adecuado no se haya reforzado y no se le preste atención, mientras que sí se atiende de forma especial cuando se porta mal, aunque sea para regañarle. Es en esos momentos cuando se dirigen a él, lo dejan todo, hablan con su maestra… pero cuando el comportamiento es adecuado, no se actúa.

Otros niños solo consiguen que le hagan caso, cuando hacen trastadas o su comportamiento es inadecuado. Es curioso como en ocasiones se puede presenciar la escena de niñ@s que llaman a sus padres de forma adecuada y que no son atendidos; hasta que no gritan o chillan, no los tienen en cuenta.

2. Quieren toda la atención

Es menos frecuente, pero sucede que en otros casos, los niños no solo quieren atención, sino que la quieren toda y en exclusiva.

Es el caso de algunos niños con hermanos pequeños, que solo quieren que se les atienda a ellos y que utilizan esta estrategia cuando sus padres desvían la atención hacia el otro hermano… pero la verdad, suele ser muy poco frecuente.

QUÉ HACER

Creo que a estas alturas de la entrada, ya saben cuál es la intervención que tienen que seguir:

1. Prestarle atención

Tienen que prestarle atención a su hijo o hija. Prestarle atención no es matarse de trabajar para que no le falte de nada. Eso está muy bien y tiene mucho mérito. Prestarle atención es atenderlos, que en determinados momentos tengan la exclusiva. Los niñ@s que conozco lo explicarían de esta forma:

– Que me lleve o me traiga del cole.images

– Que vea como juego.

– Que me escuche cuando le cuente lo que ha ocurrido durante la mañana.

– Que responda a mis preguntas… también a las difíciles y comprometidas.

– Que me lleve al parque.

– Que me enseñe cosas.

– Que se revuelque conmigo en el suelo, jugando.

– Que me vea como patino, como monto en bici, como bailo o cómo juego al fútbol.

– Que me cuente un cuento antes de dormir…

– Que me regañe cuando hago algo mal.

2º. Ignorar las conductas inadecuadas

Cuando sean capaces de prestar atención a sus hijos e hijas de ese modo, podrán ignorar las conductas inadecuadas, siempre que sea posible hacerlo, de manera que descubran, que papá y mamá les atiende mucho más cuando se portan bien, que cuando se porta mal.

Y es que todas las personas necesitamos nuestra cuota de atención; los niños también y harán lo que sea, por tener su tanque, su depósito de atención repleto.